Yemen, la tragedia interminable. Oxfam: Los alimentos se agotan

La situación en Yemen es muy grave y la tregua, que parece continuar después de que ayer expiraran los primeros cuatro meses, es una condición esencial para poder intervenir y aliviar el sufrimiento causado por unas condiciones de vida cada vez más dramáticas. Oxfam, en voz de su asesor político para la seguridad alimentaria, Francesco Petrelli, denuncia que en el país “las reservas de alimentos corren el riesgo de agotarse en pocos meses, debido al aumento descontrolado de los precios y al coste de las importaciones que cubren el 90% de las necesidades del país”.

Millones de personas en riesgo de carestía

Siete millones y medio de personas corren el riesgo de padecer la carestía y dos millones corren el riesgo de sufrir desnutrición severa. Sin embargo, en total, 19 millones de una población total de 30 millones, incluidos 6/7 millones de refugiados internos, están ya con carencia de alimentos. En este contexto, debido a la falta de recursos, el Programa Mundial de Alimentos ha recortado la ayuda alimentaria a 5 millones de personas, que ahora tienen que sobrevivir con la mitad de los alimentos necesarios para satisfacer sus necesidades calóricas mínimas diarias, mientras que otros 8 millones se las arreglarán con sólo una cuarta parte.

El desbloqueo de los puertos ucranianos

La tregua entre las partes enfrentadas, que dura ya siete años y medio, ha supuesto cierto alivio para la población, permitiendo que la ayuda, explica Petrelli, “pueda llegar a las poblaciones más frágiles de manera eficaz”. El problema ahora, sin embargo, es que las existencias se están agotando y el dinero disponible también. Aunque el desbloqueo de los puertos de Ucrania es importante, la situación corre el riesgo de precipitarse en las próximas semanas, por lo que la comunidad internacional debe asumir su responsabilidad”.

Es necesaria una intervención rápida y eficaz

Desde marzo, los precios de los alimentos básicos, como el trigo, la harina, el aceite de cocina, los huevos y el azúcar, han subido un promedio del 30%. Además, continúa Petrelli, “los plazos de llegada y distribución, incluso con el desbloqueo de los puertos, son demasiado largos. Es necesario que la comunidad internacional, tal y como denuncia el propio PMA, compre los alimentos necesarios para garantizar a las personas más frágiles y más amenazadas”. A continuación, Petrelli destaca lo que llama una distracción por parte de la comunidad internacional:

“De los 4.200 millones de dólares prometidos para hacer frente a esta situación de emergencia, hasta ahora sólo se ha desembolsado el 20%. Por lo tanto, se necesita una intervención rápida y eficaz que sea apoyada y aplicada en primer lugar por las agencias de la ONU, como el PMA y la FAO. Se trata de una prioridad absoluta, repito: “Desbloquear los puertos de Ucrania no es suficiente”. 

Que se eroguen los fondos

Por ello, Oxfam señala dos elementos clave que deben ponerse en práctica para hacer frente a la situación: la plena aplicación del desbloqueo de las exportaciones de grano y cereales de Ucrania lo antes posible, y el aumento inmediato, por parte de la comunidad internacional, de la ayuda, de la que depende el 80% de la población, y que actualmente es del 27% de lo solicitado por la ONU. Por lo tanto, es crucial que la comunidad internacional intervenga, pagando directamente las importaciones de cereales y aliviando la carga de la deuda externa del país.

Post Comment