“Vida de Jesús”, el libro de Andrea Tornielli fue presentado en Roma

En los caminos polvorientos de Galilea y Palestina, enjuagando las lágrimas del pequeño Josué y de su madre Rebeca, consolados por las bienaventuranzas del Sermón de la Montaña, escuchando los sonidos y sabores de las bodas de Caná, encontrando la mirada de Zaqueo en el vientre verde de un sicomoro, sonriendo junto a Jesús al encontrar la alforja preparada por su madre para el comienzo de la vida pública. La emoción y la conmoción, dadas por la fuerza de la palabra escrita y el sonido de la música, han marcado la tarde de este 12 de octubre la presentación en la Universidad Lumsa de Roma de “Vita di Gesù” (Piemme), el nuevo libro del director editorial de los medios de comunicación del Vaticano, Andrea Tornielli. Un volumen, comentado por el Papa Francisco, fruto de una amplia tradición bibliográfica, pero sobre todo de la ferviente inventiva del autor, que recorre los 33 años del Hijo de Dios y sus encuentros, reales o imaginarios, con tantos personajes de los Evangelios a los que pone rostro y nombre.

Lectura de un fragmento del libro de Andrea Tornielli

Lectura de un fragmento del libro de Andrea Tornielli

Encuentro

Al público presente en el Ateneo, a pocos pasos de San Pedro (estaban presentes obispos y cardenales, así como el rector Francesco Bonini), le pareció casi como si tocara a estos personajes, los mirara a los ojos y conversara con ellos en la calle, gracias a la prosa fluida y ficticia de Tornielli, de la que se dio una muestra a través de la lectura de dos pasajes con la voz de Alessandro De Carolis, una de las más bellas de Radio Vaticano.

El sonido del violín del mar

Como contrapunto a las palabras impresas en el papel y a la fascinación de la imaginación – “el punto fuerte de este libro”, como dijo el cardenal José Tolentino de Mendonça, Prefecto del Dicasterio para la Cultura y la Educación-, el vibrante sonido del Violín del Mar hecho con la madera de las barcazas de tantos emigrantes que huyen de África. Un madero “impregnado de dolor”, como para simbolizar el otro madero, el de la cruz, empapado en la sangre de Cristo.

Interpretación del Ave María con el violín

Interpretación del Ave María con el violín

La presentación en la cárcel de Ópera

La música del violín, con la que la joven Lea Sabatini interpretó el Ave María de Schubert, es el ‘regalo’ que Arnoldo Mosca Mondadori, fundador de la organización sin ánimo de lucro Casa dello Spirito e delle Arti, fundada en 2012 en Milán y activa en la promoción social y el desarrollo de los más frágiles, ha querido dar a la autora a cambio de la ‘bondad’ de sus páginas (‘una cosa rara en este mundo’). “Jugamos por la belleza del Evangelio, de la vida de Jesús”, dijo Mondadori, que ya había presentado el libro de Tornielli en Milán el pasado 29 de septiembre, junto con el arzobispo Mario Delpini, en la cárcel de la Ópera, donde tienen lugar muchos de los proyectos de la organización sin ánimo de lucro, como la producción de hostias o la fabricación de instrumentos musicales.

“¿Quién puede perdonarme?”

Tanto Mondadori como Tornielli se refirieron a la velada en la penitenciaría, este último para explicar la elección de una cárcel como lugar para la primera presentación porque “en ningún otro lugar se ven escenas del Evangelio que cobren vida”. Lo mismo ocurrió hace quince días, cuando un preso le hizo a Delpini una pregunta desgarradora: “Usted habló del perdón, pero yo tengo un problema: ya no tengo a quién pedírselo porque la maté. ¿Quién puede perdonarme?” “La persona asesinada está en el cielo, quien está en el cielo ve las cosas con los ojos de Dios y está dispuesto a perdonar”, respondió el arzobispo. “Sigue pidiendo perdón con intensidad y verás como una luz amiga, una sonrisa, que viene de un lugar que no podemos imaginar te dice: estás perdonado”. Un fragmento de la vida de Jesús, en definitiva, que revive en nuestros días.

Andrea Tornieli autor del libro

Andrea Tornieli autor del libro

Tolentino: la importancia de la narración

La actualización del mensaje de Cristo es uno de los puntos fuertes del libro de Tornielli, subrayó Tolentino en su bien recibida intervención, precedida por la proyección de un fragmento de Rostros de los Evangelios, el programa ideado por el propio Tornielli y Lucio Brunelli emitido en Semana Santa por la RAI. Para Tolentino, también académico, poeta y dramaturgo, “no podemos afrontar el misterio de la Encarnación sin recurrir a la narración. La lógica del libro es la de la “narración” en la base de los cuatro Evangelios; por tanto, no se trataba de “reconstruir o no reconstruir la vida de Jesús”, sino de contarla “con la ayuda de un plan metanarrativo a través de las palabras meditadas del Papa Francisco”, que “se acerca al Evangelio entrando en él, reviviéndolo y haciéndolo relevante”.

Elogio de la imaginación

“La vida de Jesús entra en lo que Ricoeur llamó operaciones de innovación”, dijo el responsable del Dicasterio. “Con este libro hacemos algo diferente, en la certeza de que el encuentro con Jesús es una cuestión de corazón, de miradas, de emoción que te lleva hasta las entrañas”. Tolentino también alaba la imaginación, que Tornielli declara en la introducción como el motor de su narración: “Podría parecer un punto de debilidad, pero en cambio es uno de fuerza”. Ya no es, pues, la imaginación como “locura de la casa” o “crux theologorum”, sino “condición necesaria para conocer lo real”. “La conciencia del mal y del bien absoluto no puede lograrse sin imaginación”, dijo el cardenal, haciéndose eco de las declaraciones del teólogo dominicano Timothy Radcliffe: “El mayor obstáculo para el cristianismo no es el secularismo, sino la pobreza simbólica y narrativa”. De ahí el deseo de que este “hermoso y necesario libro” pueda ser leído por muchas personas para “profundizar en su relación con Jesús, para entenderlo desde un nuevo ángulo”.

Portada del libro

Portada del libro

El deseo

Otro deseo significativo, citado en la sala por la moderadora, la periodista de TV2000 Cristiana Caricato, es el del autor en la dedicatoria del libro al pequeño Josue, su nieto: “El deseo de que conozca al Protagonista de este libro y que se le conceda la gracia de dejarse atraer por Él”.

Post Comment