Misión de seminaristas en una comunidad indígena venezolana

Cinco seminaristas procedentes de Táchira, aceptaron la invitación de sus párrocos, monseñor Mario Moronta y monseñor Juan Alberto Ayala, de no tener miedo de ir al encuentro de los más necesitados llevándoles la buena noticia del Evangelio. Los jóvenes, enviados por la diócesis de San Cristóbal al Vicariato Apostólico de Caroní, acompañarán pastoralmente durante el mes de agosto y en varias comunidades indígenas al pueblo Pemón.

Protagonistas activos de la evangelización

Los obispos subrayaron la importancia de vivir esta experiencia misionera en el último año de formación sacerdotal, informa la agencia Fides. En la celebración eucarística en la que tuvo lugar el envío misionero, monseñor Gonzalo Ontiveros destacó la importancia de “ser protagonistas activos de la evangelización participando del compromiso misionero”. El Vicario Apostólico también invitó a los pueblos indígenas a ser misioneros en sus comunidades. Por su parte, los seminaristas expresaron su alegría por la misión en las comunidades Pemón subrayando que esta iniciativa responde a la invitación del Santo Padre Francisco de partir para la misión ad gentes.

“La misión representa una auténtica respuesta al llamamiento de Jesús que nos invita a no dejar de hablar de lo que hemos visto y oído”, expresó Carlos Parra, uno de los seminaristas enviados a la comunidad de San Miguel de Caracol, en el corazón de la Gran Sabana.

La comunidad indígena de los Pemón

Los Pemón son una comunidad indígena venezolana que vive en el Parque Nacional Gran Sabana y Canaima, en el estado Bolívar, en concreto, en los municipios de Gran Sabana, Raúl Leoni y Sifontes, en la frontera con Brasil y Guyana. La unidad organizativa básica en la comunidad de Pemón es la familia, el matrimonio es la clave fundamental de su formación y en la que todos los miembros tienen lazos de sangre. Después del matrimonio, la pareja se instala preferentemente en la casa de la familia de la esposa.

Post Comment