Más de 57 mil inscriptos para la I Jornada Mundial de los Niños.

“Somos la alegría y la esperanza. Somos la novedad del mundo. Traemos nuestro canto de paz y una sonrisa para los que ya no la tienen”.  Lo cantaron los niños del Coro dell’Antoniano al entonar el himno de la Jornada Mundial dedicada a ellos, la primera instituida por el Papa Francisco y que tendrá lugar en Roma el 25 y 26 de mayo. Dos días de actos que fueron presentados en la sala de prensa del Estadio Olímpico el sábado 2 de marzo por la tarde. Este sitio también acogerá la celebración del primer día, con artistas de todo el mundo y la presencia del Papa Francisco.

“Están llegando muchísimos correos electrónicos”, explicó el padre Enzo Fortunato, coordinador del evento. Tres semanas después de la apertura de la web oficial, se han recibido más de 57.000 adhesiones. Es “una tormenta de amor” para lo que serán “dos días de pureza”, reiteró, convencido de que el objetivo es alcanzar las cien mil presencias. “Al instituir esta jornada, el Papa ha sido profético”, expresó el fraile franciscano, impresionado por los testimonios que llegan de todo el mundo, como el de una voluntaria que lleva 54 años en Uganda y que expresó la alegría de poder llevar a Roma a cuatro niños de ocho años.

Padre Enzo Fortunato, coordinador de la Jornada Mundial de los Niños. (ANSA)
Padre Enzo Fortunato, coordinador de la Jornada Mundial de los Niños. (ANSA)

Hasta ahora, los participantes proceden de unos sesenta países, subrayó la responsable de relaciones exteriores de GMB, Stella Cervogni, pero el número está llamado a aumentar. Entre ellos, figuran Afganistán, República Democrática del Congo, Etiopía, Eritrea y Siria. Una delegación llegará desde el norte de Mozambique, asolado por grupos yihadistas. Los niños envían dibujos y testimonios, dice Cervogni, y todos son mensajes de paz y diálogo. Por eso estarán presentes niños de Ucrania, Rusia y Tierra Santa.

La Jornada Mundial de la Ios Niños, sin embargo, aseguró Marco Impagliazzo, presidente de la Comunidad de Sant’Egidio, que junto con la cooperativa Auxilium ha colaborado en la organización de la jornada junto con el Dicasterio para la Cultura y la Educación, “será un evento abierto y no cerrado” y no sólo estarán presentes los niños cristianos, sino también los de otras confesiones. “Hay que incluir a todos los niños, especialmente a los más vulnerables y a las víctimas de la guerra”, reitera Impagliazzo. El objetivo, de hecho, “es dar esperanza a este mundo”. “El objetivo y la finalidad de esta jornada son mucho más nobles que la simple conquista de una copa o un trofeo deportivo”, comentó Gianluigi Buffon, seleccionador nacional italiano de fútbol, quien asistió a la presentación junto con Marco Mezzaroma, presidente de Deporte y Salud, y representantes del Ayuntamiento de Roma, la Región del Lacio y otras asociaciones e instituciones implicadas.

También se brindaron detalles sobre este acontecimiento sin precedentes: comenzará el sábado 25 de mayo en el Estadio Olímpico, de las 15.00 a las 18.00 horas. En las dos primeras horas habrá numerosos testimonios y artistas de todo el mundo. Habrá sacerdotes de Buenos Aires e Ibrahima Balde, el niño migrante autor del libro “Hermanito” que el Papa ha mencionado en múltiples ocasiones. Entre los artistas italianos, confirmó el coordinador adjunto Aldo Cagnoli, estarán el actor Lino Banfi, el presentador Carlo Conti y los cantantes Gianni Morandi y Mr. Rain. El domingo 26 de mayo la cita es en la Plaza de San Pedro, donde a las 10.30 horas el Papa Francisco presidirá la Santa Misa.

Post Comment