En medio de la Guerra, católicos celebran el Domingo de Ramos en Gaza..

En medio de una guerra que lleva cerca de seis meses, aproximadamente un centenar de fieles católicos de Gaza, entre ellos decenas de menores, llenaron la Iglesia de la Sagrada Familia para participar en la celebración del Domingo de Ramos, con la que marca el inicio de la Semana Santa.

Luego de una breve procesión, encabezada por el sacerdote, que se realizó en el atrio de la que es la única iglesia católica ubicada en Gaza, las decenas de católicos asistentes ingresaron al templo llevando en sus manos ramas de olivo con las que recordaron la entrada de Jesús a Jerusalén.

Domingo de Ramos representa una oportunidad para la paz

Durante la celebración eucarística, el sacerdote ataviado con una túnica roja señaló desde el altar que la celebración del Domingo de Ramos debe representar una oportunidad para orar por alcanzar la paz que se vio interrumpida en Gaza desde el 7 de octubre de 2023.

“Nuestra celebración del Domingo de Ramos es una oportunidad de esperanza, bondad y paz para nosotros y para el mundo entero, para renovar nuestros corazones y llenarlos de amor, generosidad y paz”, dijo el joven ante los fieles con rostros demacrados y sentados en las bancas de madera decoradas con hojas de palma para la celebración que marcó el inicio de la Semana Santa.

Cabe destacar que la Iglesia de la Sagrada Familia está ubicada a poca distancia del hospital Al-Shifa y su vecindario, en donde se han producido intensos combates entre las tropas de Israel y los combatientes del Grupo Terrorista Hamas.

En Gaza todos sufrimos los horrores de la guerra: Hermana Nabila

En el marco de la celebración del Domingo de Ramos en la Iglesia de la Sagrada Familia en la ciudad de Gaza, la hermana Nabila Saleh aseguró que independientemente de que el templo fue decorado para recordar la entrada de Jesús a Jerusalén, “esta vez no estamos de humor para celebrar”.

“Efectivamente hemos decorado, pero no sentimos las sensaciones de otros años, Estamos todos en el mismo barco. Todos sufrimos las mismas dificultades y los mismos horrores de la guerra. Esperamos que el próximo año sea un año de bondad y paz para nuestra amada tierra, Palestina”, dijo la religiosa.

Pese a los fuertes enfrentamientos que se han presentado en la zona, la Iglesia de la Sagrada Familia, de piedra de color claro, sigue en pie, no así la escuela que albergaba, por ello la celebración del Domingo de Ramos de los católicos asentados en la ciudad de Gaza tuvo una gran importancia para los fieles .

Varias familias cristianas se han refugiado en la Iglesia desde el 7 de octubre de 2023, en que comenzó la guerra tras el ataque de Hamás en israelí y que ha cobrado más de 32 mil 200 vidas, la mayoría de ellos civiles, según el Ministerio de Salud de Gaza.

Post Comment