El Papa: Recemos por quien arriesga la vida por el Evangelio

El Papa Francisco lo ha dicho a menudo: “Hoy hay más mártires que en los primeros tiempos de la Iglesia. Tantos hermanos nuestros que ofrecen su testimonio de Jesús y son perseguidos”.

Hoy se han publicado las intenciones de oración del Papa confiadas a su red mundial de oración para el próximo año. Una intención está dedicada precisamente a los mártires cristianos: “Rezamos para que aquellos que en diversas partes del mundo arriesgan su vida por el Evangelio contagien a la Iglesia su valentía y su impulso misionero”.

El Papa invitó repetidamente a pensar en los muchos cristianos que fueron encerrados en las cárceles de los nazis y de los comunistas, “sólo por ser cristianos”, pero esto es lo que ocurre “también hoy”. Hay persecución -dice Francisco- porque el mundo no tolera la divinidad de Cristo, no tolera el anuncio del Evangelio”. La respuesta cristiana al mal es el amor. Francisco lo reiteró en febrero de 2020 en Bari, en ocasión del encuentro sobre la “frontera mediterránea de la paz”.

“Amen a sus enemigos y recen por los que los persiguen. Esta es la novedad cristiana. Es la diferencia cristiana. Orar y amar: esto es lo que debemos hacer; y no solo hacia los que nos aman, no solo hacia nuestros amigos, no solo hacia nuestro pueblo. Porque el amor de Jesús no conoce fronteras ni barreras. El Señor nos pide el coraje de un amor sin cálculos. Porque la medida de Jesús es el amor sin medida. ¡Cuántas veces hemos desatendido sus exigencias, comportándonos como los demás! Sin embargo, el mandato de amar no es una mera provocación, sino que se encuentra en el corazón del Evangelio. Sobre el amor a todos, no aceptemos excusas, no prediquemos la cómoda prudencia. El Señor no fue prudente, no transigió, nos pidió el extremismo de la caridad. Es el único extremismo cristiano admisible: el extremismo del amor”.

En las intenciones, también hay una oración por los líderes políticos, para que “estén al servicio de su pueblo, trabajando por el desarrollo humano integral y el bien común”, dando especial prioridad a los más pobres. El poder no es opresión ni explotación, dice Francisco: el poder es servicio.

Post Comment