El Papa: Con la ayuda de Dios, la paz y el desarme son posibles

“Que la Virgen nos ayude a convertirnos a los designios de Dios”: lo expresó el Papa, en los saludos tras el rezo del Ángelus en la solemnidad de la Inmaculada Concepción. Refiriéndose al “deseo universal de paz”, anunció su visita de esta tarde a Santa María La Mayor y el tradicional acto devocional en Plaza de España:

“Esta tarde iré a Santa María La Mayor, para rezar a la Salus Populi Romani, e inmediatamente a la Plaza de España, para realizar el tradicional acto de homenaje y oración a los pies del monumento a la Inmaculada. Les pido que se unan espiritualmente a mí en este gesto, que expresa la devoción filial a nuestra Madre, a cuya intercesión encomendamos el deseo universal de paz, en particular para la martirizada Ucrania, que sufre tanto.”

El Papa hizo referencia a las palabras del Ángel a la Virgen: Nada hay imposible para Dios (Lc 1,37). Y enfatizó:

“Con la ayuda de Dios, la paz es posible; el desarme es posible. Pero Dios quiere nuestra buena voluntad”

“Deseo a todos una feliz fiesta y un buen Adviento, a todos los que están aquí: ¡a los chicos de la Inmaculada Concepción, hoy, que es precisamente su fiesta!”, expresó finalmente el Santo Padre. “Que la Virgen nos ayude. Dios quiere nuestra buena voluntad: que la Virgen nos ayude a convertirnos a los designios de Dios. Felices fiestas, feliz Adviento y, por favor, no se olviden de rezar por mí”.

Post Comment