El Papa a Mensajeros de Paz: Ayuden a terminar conflictos para que haya paz

“A todos ustedes, hermanos y hermanas de la familia de Mensajeros de la Paz, que llevan un mensaje bueno, no sólo de boca, sino… ustedes mensajean con todo el ser, con el corazón, con las manos, crean ambiente de amor, resuelven problemas, y saben hablar coherentemente con las manos y con el corazón. Los felicito, sigan adelante”. Es el saludo, grabado en un mensaje de vídeo, del Papa Francisco a la Asociación Mensajeros de Paz, una organización no gubernamental declarada de utilidad pública y de ámbito nacional e internacional y distinguida, entre otros galardones, con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. 

Francisco habla ante la video cámara del padre Ángel García Rodríguez, presidente de la Asociación, que fue recibido en audiencia por el Papa el pasado primero de diciembre. 

“Diciendo cosas verdaderas, pero haciendo cosas verdaderas, con el corazón, son mensajeros de la paz”, continúa el Papa, que reflexiona sobre cómo la paz “no es un problema”, sino “un estado de vida ya terminal, en el sentido bueno de la palabra”, porque “se termina el conflicto y ya está la paz”. 

“Ayuden a terminar conflictos para que siga la paz – pide el Santo Padre. La Paz Mundial en este momento tan triste, pero también la más pequeña paz, la paz de las pequeñas ciudades, la paz de las pequeñas familias que necesitan, la paz de cada persona”. 

“Mensajeros de la Paz, – concluye el Papa – sigan haciendo lío, porque esto es lo que hoy necesitamos. Que Dios los bendiga, que la Virgen los cuide mucho. Y por favor recen por mí”.

La Asociación Mensajeros de la Paz nació en octubre del año 1962 en la ciudad de Oviedo (Asturias, España) con el nombre de “Cruz de los Ángeles”, por iniciativa de dos jóvenes recién ordenados sacerdotes: el Padre Ángel García Rodríguez y el Padre Ángel Silva.

Con base en Madrid, España, trabaja en más de 50 países a favor de la promoción humana y social de los núcleos más desfavorecidos de la sociedad, adaptándose a las distintas realidades sociales.

Forman parte de este grupo social también entidades de las comunidades autonómicas, sedes locales en distintos países y la Asociación Edad Dorada y la Fundación Mensajeros de la Paz.

Post Comment