El Papa a los guardias suizos: Vivan su servicio como hermanos

“Una tarea fascinante y, al mismo tiempo, llena de responsabilidad en el seno de la Iglesia universal”. El Papa Francisco, al recibir a la Guardia Suiza Pontificia y a los nuevos reclutas que jurarán, esta tarde, en el patio de San Dámaso, esboza sus características, destacando la importancia de la vida espiritual, “que nos permite descubrir el plan de Dios” sobre cada uno, y también la comunidad.

“Los exhorto a cultivar las relaciones mutuas, tanto en el desempeño de las tareas encomendadas como en su tiempo libre, para asuman el estilo de los hermanos que se profesan cristianos. El diálogo sincero y fraternal puede ser a veces agotador, y también exigente, pero es importante para el desarrollo de la personalidad”, subrayó el Pontífice.

Una tarea eclesial

Francisco recuerda que los lugares donde los reclutas serán llamados a realizar su servicio están “cargados de una historia marcada por la abnegación heroica de tantos servidores de la Sede Apostólica, entre ellos, muchos suizos”. Destacó el generoso compromiso prodigado a lo largo de los años, hasta el sacrificio de la propia vida para cumplir la importante tarea de garantizar la seguridad del Papa y su residencia.

“Queridos reclutas, han elegido dedicarse a una tarea exquisitamente eclesial; los exhorto a vivirla como testimonio cristiano y comunitario. Los llamo a vivirlo como un testimonio cristiano y comunitario. Su actividad no se lleva a cabo individualmente, sino como una comunidad: no en vano son llamados el “Cuerpo” de la Guardia Suiza.

Servicio a la Iglesia

“Comunidad” es la palabra clave que el Papa repite e indica como el camino a seguir para crecer como personas y como cristianos, aprovechando su estancia en Roma.

“Vivir el servicio en sentido comunitario es también un reto, porque implica reunir a individuos con personalidades, temperamentos y sensibilidades diferentes, que se encuentran recorriendo juntos un tramo del camino. Sin embargo, el ideal de servir a la Iglesia, en la persona del Sucesor de Pedro, es una fuerza que compromete y ayuda a afrontar los inevitables momentos de dificultad.

Post Comment